sammy-sosa-SANTO DOMINGO.- El criollo Samy Sosa tendrá este miércoles su segunda oportunidad de ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown, cuando esta tarde sean electos los ex big leaguer correspondientes a 2014. Pero sus posibilidades lucen mínimas partiendo del hecho de los prestigiosos nombres que lo acompañan en la papeleta de votaciones.


A pesar de batear 609 jonrones (incluyendo tres temporadas de 60 o más vuelacercas) y 1,667 carreras empujadas, sus estadísticas no serán suficientes para convertirlo en el segundo criollo en Cooperstown. La mancha del uso de esteroides (aún no comprobada) será su mayor escollo para llegar al nicho de los inmortales del béisbol.


En la lista figuran nombres tan sonoros y prestigio como Roger Clemens, Tom Glavine, Greg Maddux, Curt Schilling, Mike Mussina, Barry Bonds, Tim Raines, Mike Piazza, Jeff Kent, Frank Thomas y Mark McGwire. Además, Jack Morris, Edgar Martínez, Rafael Palmeiro, Jeff Bagwell, Graig Biggio, Don Mattingly, Fred McGriff, Lee Smith, Alan Trammell y Larry Walker, entre otros.


Otros criollos que figuran en la lista, pero con pocas posibilidades de ser electos son Moisés Alou  y Armando Benítez, en su primera aparición. Así como el japonés Hideo Nomo. Los beisbolistas con mayores posibilidades de entrar a Cooperstown son los lanzadores Greg Maddux y Tom Glavine, así como el extoletero Frank Thomas. Clemens, cuya sombra será el uso de esteroides y que estuvo en la justicia estadounidense, se descarta dado sus problemas en el pasado reciente.


Sosa, aunque reúne números más que suficientes, está en dudas alcanzar el 75 por ciento de los votos requeridos por la Asociación de Escritores de Béisbol de los Estados Unidos.