Leo, el famoso león que ruge en el comienzo de las películas de la Metro Goldwyn Mayer (MGM), ha sido la última estrella en dejar sus huellas en el Paseo de la Fama de Hollywood.


El reconocimiento a la mascota del estudio, se llevó a cabo en el marco de las celebraciones que MGM tiene preparado por sus 90 años. El león plantó sus garras a las puertas del célebre Teatro Chino.


En su momento de gloria, Leo estuvo acompañado del actor, director y productor Sylvester Stallone, estrella de Rocky (1976), uno de los personajes más icónicos y duraderos de MGM; y del presidente del estudio Gary Barber.