La próxima vez que alguien diga que dos personas se llevan “como perro y gato”, sería útil mostrarle el video de Idgie y Ruth, una perra salchicha y su amiga felina que se convirtieron en inseparables tras ser abandonadas en la localidad estadounidense de Geneva, en Florida.


Idgie, de dos años, y Ruth, de siete meses, recibieron sus nombres en honor a las amigas inseparables que protagonizan la película “Tomates verdes fritos”, y la elección de los motes no fue casual, ya que la perra salchicha lleva meses cuidando a su amiga felina, que no puede caminar.


Los cuidadores del Servicio de Control de Animales del Condado de Seminole rescataron a la pareja de amigas en octubre del año pasado y notaron el problema en las piernas traseras de Ruth que le impide caminar. La devoción de Idgie por la gatita también fue evidente al punto que tuvieron que encontrarles un hogar juntas.


Por fortuna para ellas, el personal de la boutique y spa Hollywood Houndz, en Lake Mary, Florida, las adoptó enseguida y ya son celebridades en la tienda. “Cada vez que viene un perro nuevo, Idgie es la primera que se acerca para hacerle de escudo”, comentó Jacqueline Borum, encargada del local, al sitio Orlando Sentinel.