El festival del Hielo y Nieve de Harbin es uno de los cuatro más importantes del mundo junto con el de Sapporo (Japón), el de Quebec (Canadá) y el de Noruega. Este domingo se inauguró el 30° Festival del Hielo y Nieve de Harbin. Casi ocho mil personas trabajaron en la realización de estas inmensas esculturas de hielo que representan edificios de diferentes países y figuras animales, humanas o místicas.



Para un mayor disfrute de los miles de turistas que se esperan en la ciudad china, las esculturas están iluminadas con lámparas Led. La construcción de las figuras requirió al menos 180.000 metros cuadrados de hielo y 150.000 metros cuadrados de nieve. Para tallar los bloques de hielo de la superficie del río Shongua se utilizan motorsierras, cinceles y picos de hielo.


El festival se realiza gracias a las temperaturas extremas que se dan en Harbin, donde se llega a registrar hasta 38 grados bajo cero. La exhibición se prolongará hasta finales de febrero, cuando el sol comience a derretir las construcciones.