Jefe Policia NacionalCASTRO CASTILLO DIJO QUE ASÍ LO CONFIRMARON LOS AUTORES DEL SECUESTRO Y DEL ASESINATO Santo Domingo.- El jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo, precisó ayer que los autores del secuestro y asesinato del empresario Ramón Sánchez indicaron que un hijo es el autor intelectual y que pagó 50 mil pesos para financiar el rapto de su padre, que iba a recibir una cantidad de dinero luego del rescate.


Dijo que están detrás de dos personas que se encuentran prófugas, identificadas como José Luis y otra solo apodada como “El Moreno o el haitiano”, el primero considerado autor intelectual y que participó en el contrato de los criminales que participaron en el hecho material.


Señaló que la Policía cuenta con otros elementos probatorios que presentará mañana en la audiencia donde se le conocerán medidas de coerción a los implicados. En cuanto a los cuestionamientos que ha hecho la familia sobre las investigaciones, Castro Castillo indicó que hay personas que dentro de su dolor se prejuician en un proceso investigativo.


Afirmó que la Policía fue abierta y le dio participación a los familiares en la investigación de cada una de la hipótesis que se presentaron y que siempre le informó de los pormenores. “Lamentablemente hay familiares en República Dominicana que por indiferencia o parentesco no quieren entender cuando su hijo o su pariente están involucrados en actos delictivos, cuando son adictos a las drogas narcóticas”, manifestó en referencia al hijo del comerciante.


Sostuvo que esa indiferencia y falta de créditos lleva a que esos parientes cometan en ocasiones hechos horrendos como el ocurrido y que luego se busquen culpables, sin pensar que realmente tienen dentro del hogar a un criminal. Indicó que la Policía puso a disposición de la justicia a los implicados y que cualquier elemento que falte está abierto, tras afirmar que se ha realizado una investigación transparente.


Denuncian hay ‘montaje’ de la PN


El abogado penalista Víctor Sánchez, hijo del comerciante desaparecido, denunció que la Policía y el ministerio público han hecho “un ridículo montaje” con el sometimiento de su hermano Julio Sánchez, a quien acusan de ser el autor intelectual de la muerte del padre de ambos. Víctor Sánchez se presentó al Palacio de Justicia de Moca, como abogado de su pariente, donde dijo que sus familiares están conscientes de que su hermano no tiene ningún tipo de responsabilidad en el secuestro y asesinato de su progenitor.


Asimismo, denunció que la Policía se ha negado a investigar a los agentes policiales que prestan servicio en la dotación de Villa  Trina, ubicada frente a la residencia del comerciante, de donde fue secuestrado. Igualmente, consideró inexplicable que la representación de la Policía en el poblado de Junumucó, de La Vega, quemará un abrigo supuestamente de su padre, alegando que estaba lleno de sangre, sin que los policías que hicieron tal cosa hayan sido investigados.


“Mi hermano no sabe absolutamente nada de este hecho, la Policía y el ministerio público quieren implicarlo, y no lo vamos a permitir”, dijo Víctor Sánchez. Calificó las afirmaciones del jefe de la Policía, mayor general Manuel Castro Castillo, como  desafortunadas y alegres. Sostuvo que el mayor general Castro Castillo dijo a los medios de comunicación que su padre permaneció 22 días secuestrado, pero que no ha mostrado la casa donde estuvo en cautiverio.


Reiteró que están “hartos” de solicitarle y exigirle al jefe de la Policía que investigue a los miembros de la dotación policial de Villa Trina y a los agentes que quemaron un abrigo en el cuartel de Junumucú y no se ha hecho. “Estos policías, al parecer son intocables, nosotros hemos exigido que sean investigados, pero no nos han hecho caso”, lamentó. Mientras que Dalida Sánchez, también hija del comerciante, dijo que los presuntos imputados se han visto obligados a implicar a su hermano a base de golpes y torturas.