PerroFINLANDIA.- Los ladridos de los perros que vivan en países anglófonos podrán ser interpretados por sus dueños gracias al gadget “No More Woof” (No más ladridos), que los traduce al lenguaje humano, según afirman sus creadores, miembros de la Sociedad Nórdica de Invención y Descubrimiento.


Se trata de un pequeño gadget -similar a un auricular- que llevará colocado la mascota. Todavía en fase de desarrollo, el producto busca financiación en la plataforma de microfinanciación colectiva Indiegogo, donde buscan recaudar 100.000 dólares.


El lanzamiento de estos los dispositivos de traducción está previsto para abril de este año, a un costo que va de los  65 a los 1,200 dólares. El gadget podría interpretar patrones incluyendo “Estoy cansado”, “Estoy emocionado” y “¿Quién eres?”.


Para desarrollar “No More Woof”, los inventores combinaron tres tipos de tecnología: la electroencefalografía, la microcomputación y un software especial (BCI) que permitirá detectar, analizar y traducir las ondas cerebrales de los perros en pensamientos. La Sociedad Nórdica de Invención y Descubrimiento dice que su prototipo, “analizará los procesos de pensamiento de los animales y los convertirá en el lenguaje humano”, en principio en idioma inglés.


Sus creadores esperan, sin embargo, tenerlo disponible en el mercado en las versiones en mandarín, francés y español, y prevén ofrecer la facilidad de escoger un dispositivo con un tono de voz que vaya acorde con la “personalidad” y raza del perro. El proyecto va más allá de la traducción de los ladridos. Si sus creadores consiguen que el dispositivo logre leer a la “perfección” el pensamiento de los perros no dudan de que los que hayan sufrido alguna imputación serán capaces de controlar un miembro artificial. El próximo paso es traducir el lenguaje de los humanos al de los caninos. La comunicación entre amo y mascota será entonces perfecta.