imageDesde esta semana hay un Juan Pablo Duarte que observa toda la ciudad de Santo Domingo desde su punto más alto, la cima de uno de los edificios adyacentes al hotel El Embajador.


La estatua del patricio, elaborada por el taller Luces y Sombras, parte de un proyecto de plazas patrióticas que auspicia el artista plástico Juan Gilberto Núñez. “Se trata de ubicar a Duarte en el punto más alto de la ciudad, desde la cual se domine el panorama urbano y se pueda sentir la supremacía de su labor patriótica en favor de la soberanía nacional”, indicó Juan Gilberto Núñez, al dar a conocer el emplazamiento.


El artista plástico, que ha elaborado e instalado bustos y estatuas de Duarte en República Dominicana, Colombia y otros países, dijo que el pensamiento ejemplar del patricio debe ser levantado con orgullo.