RD y HaitiAmbos países fueron ayer a la mesa del diálogo en un encuentro que se prolongó por más de siete horas. Haití solicitó este martes a República Dominicana garantías de que se tomarán medidas concretas para salvaguardar los derechos básicos de las personas de origen haitiano, y reconoció el derecho soberano del Estado dominicano para determinar su política migratoria y las reglas para el otorgamiento de la nacionalidad.


Así lo expresaron Laurent Lamothe y Gustavo Montalvo, representantes de Haití y República Dominicana en una declaración conjunta firmada entre los representantes de ambos gobiernos, tras una jornada de trabajo de más de siete horas, que se llevó a cabo en la empresa de zona franca Codevi, propiedad de inversionistas dominicanos, ubicada en una localidad de Juana Méndez.


“Buena parte de la reunión se dedicó al tema migratorio. Ambos países coincidieron en señalar que el diálogo se desarrolló en un tono de serenidad y respeto mutuo, franco, constructivo y esclarecedor”, dijo Montalvo. Además, el Gobierno dominicano anunció que en las próximas semanas se avanzará en una legislación adicional para dar respuesta a los casos que no están contemplados en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, establecido en la sentencia 168/13 del Tribunal Constitucional, que define los criterios para acceder a la nacionalidad dominicana.


Ambos países también coincidieron en la necesidad de regular la situación de los trabajadores temporeros. La parte dominicana anunció a los delegados haitianos que el Consejo Nacional de Migración aprobó la semana pasada un programa de dotación de visas de trabajadores temporeros y la parte haitiana se comprometió a expedir pasaportes a dichos trabajadores para poder completar el trámite.


Habrá otro encuentro


En cuanto al tema migratorio, tanto Haití como República Dominicana estuvieron de acuerdo en que el tema no se agotaría en la primera reunión por lo que acordaron seguirlo tratando en el próximo encuentro, que tendrá lugar el 3 de febrero en suelo dominicano. Según el documento, Haití presentó una preocupación adicional respecto a los requisitos existentes en la legislación dominicana que obliga a estudiantes haitianos en centros educativos a retornar a su país cada tres meses, para renovar sus visas de estudiantes, lo que la delegación dominicana accedió a evaluar.


En el encuentro, fue definida, aunque no explicada, la metodología de trabajo y la programación de los temas que serán tratados en las futuras reuniones que se efectuarán los primeros lunes de cada mes, alternando las sedes en cada país. Ambos países coincidieron en calificar como “histórico” el diálogo que mantuvieron y los logros alcanzados en la búsqueda de soluciones conjuntas. También decidieron la activación de la Comisión Mixta Bilateral para darle seguimiento a los acuerdos que se alcancen en ese proceso de diálogo, así como para hacer efectivos otros acuerdos a los que se arribó con anterioridad.


Los dos gobiernos acordaron impulsar medidas de reciprocidad comercial para permitir el ingreso, sin demora, de productos en los mercados de ambos países.   Para lograr ese propósito, las direcciones de aduanas de ambos países conversarán para concretar un acuerdo que permita la organización de dichos mercados.


Agropecuaria, medio ambiente y seguridad


En el encuentro, también se acordó que las autoridades agropecuarias de las dos naciones colaborarán con la finalidad de intercambiar información y decidir las medidas que correspondan para mantener una adecuada relación interinstitucional. Igualmente, las delegaciones decidieron que las autoridades de Medio Ambiente amplíen su colaboración con la finalidad de lograr un programa masivo de reforestación, especialmente en las zonas fronterizas. Asimismo, las instituciones de seguridad, persecución e inteligencia de las vecinas naciones acordarán protocolos que permitan combatir el crimen organizado, el narcotráfico y la delincuencia internacional. Por el Gobierno haitiano participaron 34 personas y por el dominicano solo estuvieron nueve personas.


Migratorio: Ambos países coincidieron en señalar que el diálogo se desarrolló en un tono de serenidad y respeto mutuo, franco y constructivo”.