Quizá se trata capricho de la naturaleza o de meras casualidades, pero una cosas resulta evidente cuando las dos ponen juntas.