El partido de los Knicks vs los Detroit Pistons prometía show de por sí, pero por si quedaba algún aburrido por ahí, Michelle Rodríguez se encargó de brindar su propio espectáculo.


Sentada casi en primera fila, la actriz conocida por películas como Rápido y furioso no pudo evitar disimular su estado de borrachera y se pasó de mimos con Cara Delevigne, la modelo británica “del momento” Las chicas son muy amigas y comparten salidas juntas.


Rodríguez, de 35 años, buscó apoyo en Cara pero ni ella pudo ayudarla a esconder el jumo, que fue evidente para todos los espectadores del Madison Square Garden de Nueva York.