wpid-140211113528-al-capone-house-620xa.jpgSANTO DOMINGO. La orden de libertad por pena cumplida a favor del ex capitán Quirino Ernesto Paulino Castillo en Nueva York, originó una fuerte reacción desde el Ministerio Público. “El trato que los norteamericanos le han dado a ese tipo de información, siempre es el mismo, nunca nos tienen en cuenta a nosotros para tomar una decisión de esa naturaleza”, reveló el Inspector General del Ministerio Público, Bolívar Sánchez.


Cita por ejemplo, que las autoridades del Ministerio Público desconocen qué negociaron las estadounidenses con Ramón Antonio del Rosario Puente (Toño Leña), quien fue extraditado a Puerto Rico, y con el capo boricua José David Figueroa Agosto. El procurador general adjunto consideró que los Estados Unidos no se sienten comprometidos con rendirle cuentas a la República Dominicana. “Nosotros sí tenemos que estar rindiendo cuentas, pero ellos no le rinden cuentas a nadie”, enfatizó.


Basa su criterio en que si es verdad que Quirino, luego de haberse comprobado que introdujo a los EE.UU. más de 30 toneladas de cocaína, con todo el daño que causa esa acción a la sociedad norteamericana y a la dominicana, “es una demostración más de que la lucha contra el narcotráfico llevada a cabo por los Estados Unidos de Norteamérica es errática, por no decir poco seria”.


Sánchez dijo que con esos narcotraficantes hacen sus negociaciones por allá “y nunca le rinden cuentas a las autoridades dominicanas, por lo menos al Ministerio Público, que es quien lleva la persecución”. “Nosotros nunca nos hemos enterado de los detalles de ninguna negociación que ellos han llevado a cabo con esos narcotraficantes”, reveló. Comentó que si es cierto que están ordenando la devolución de los bienes de Quirino, cosa que se resiste a creer hasta no vea la sentencia, se trata de un mal mensaje.


El funcionario afirmó que los representantes del Ministerio Público arriesgan sus vidas y la tranquilidad de sus familiares, tratando de adecentar el país, y sin embargo, no son tomados en cuenta a la hora de hacer una negociación de ese tipo. “Cuando digo que no somos tomados en cuenta, ni siquiera se nos informa de los detalles y tampoco sabemos, a ciencia cierta, qué hacen ellos con esas informaciones, esa es mi queja”.


Manifestó que no pueden dar como un hecho la libertad de Quirino, hasta tanto sea confirmado por las autoridades norteamericanas. Entiende que negociar con narcotraficantes del calibre de Figueroa Agosto, Quirino y Toño Leña supone que son informaciones importantes que se les dan, viendo las concesiones que ellos hicieron “O tú crees que es muy sencillo asumir con responsabilidad este tipo de funciones y que los resultados sean esos. Eso es una vergüenza y una falta de seriedad”, se quejó Sánchez.