Quirino-Gracias a sus negociaciones con los fiscales federales y el buen comportamiento en el Centro de Detención Correccional de Brooklyn (CMC), el ex capitán del Ejército Nacional dominicano, Quirino Ernesto Paulino Castillo, logró una reducción de 10 años de su sentencia de 20.


La jueza a cargo del caso Kimba M. Wood, quien desde el 2005, año en el que Quirino fue extraditado a los Estados Unidos, manejó el expediente, accedió a una moción presentada el 26 de diciembre del 2013 por el abogado de Quirino en Nueva York, Lawrence F. Ruggiero, que pidió a la magistrada tomar en cuenta la cooperación del ex militar con las autoridades judiciales norteamericanas.


El jurista, de origen italiano y con gran experiencia en casos de mafiosos y de narcotráfico internacional, también invocó la, situación de salud de Quirino, cuyo padecimiento de hipertensión arterial, se le deterioró en la prisión. El abogado Ruggiero, le dijo a la jueza Wood en la moción que “mi cliente ha suministrado información altamente sensible en su colaboración con los fiscales, por lo que esperamos que usted tome en cuenta esa colaboración”.


La carta a la jueza fue enviada por Ruggiero el 27 de diciembre y pidió a la corte autorizarlo para someter la moción. Se dijo que Quirino enfrentaba una sentencia mínima de 20 años, aunque los fiscales pidieron que fuera condenado a la pena máxima de 25, lo que se ventiló en agosto del 2005. La liberación de Quirino, se basó principalmente en una lista que entregó a los fiscales en las que aparecen 37 supuestos empresarios, dirigentes políticos, militares activos y ex militares de la República Dominicana, implicados en narcotráfico.


La lista, según se publicó en ese entonces, fue manejada directamente por el presidente Leonel Fernández, quien según las versiones extra oficiales sólo autorizó la extradición de un cuñado de Quirino apodado Maconi. Quirino tuvo que comparecer a la Corte Federal del Distrito Sur en más de 30 ocasiones, entre el 2005 y el 2009 y a partir de ahí, todos los documentos y transcripciones, se mantuvieron sellados en los archivos federales. Otra de las negociaciones de Quirino, fue la entrega de parte de sus bienes y millones de dólares, que según los fiscales federales, fueron parte de su ganancia ilícita, producto del narcotráfico.


Quirino y otros 20 acusados, fueron imputados por los Estados Unidos de formar una poderosa banda de narcotráfico internacional que usó como punto de partida a la República Dominicana y enviaba cientos de kilos de cocaína a través de Puerto Rico, luego de recibirlas de carteles del narco de México y otros países de Centro y Suramérica. En su momento, el caso Quirino fue el más sonado en la República Dominicana y en la comunidad dominicana en el exterior por sus aristas políticas y militares.


Otra de las sentencias que se ha recurrido como drástica, fue la impuesta a Eduardo Rodríguez Cordero, calificado por los fiscales federales como la “mano derecha” o “lugar teniente” de Quirino y encargado de las operaciones de narcotráfico internacional que presuntamente dirigía Quirino. Rodríguez Cordero, fue sentenciado a 15 años de cárcel y sus abogados, también han pedido una reducción de la pena.