imageSANTIAGO.- Es casi completa la paralización del servicio de transporte público en esta ciudad y provincias vecinas, luego que las dos principales organizaciones choferiles de aquí pidieran a sus miembros no laborar este miércoles, en demanda de que sea revisada la Ley de Hidrocarburos y la reparación de las vías por donde se desplazan los carros del concho de aquí, entre otras exigencias.


Como consecuencia de la efectividad del paro, las labores comerciales, empresariales e industriales se han visto seriamente afectadas, debido a que los empleados no pudieron llegar a sus centros de trabajo.


Mientras tanto, es notoria la presencia de agentes policiales y militares en puntos estratégicos de esta ciudad quienes, de acuerdo a lo explicado por el general Pablo de Jesús Dipré, comandante del cuerpo del orden público aquí, tienen instrucciones de patrullar de manera preventiva y que hasta media mañana no se había producido ningún hecho lamentable relacionado con el paro.