marchaSantiago. La comunidad de Los Pepines, ubicada en pleno casco urbano, marchó por las calles de la barriada en reclamo de la construcción del techado y una biblioteca por parte de la alcaldía.La caminata, que inició desde la escuela Onésimo Jiménez, recorrió la calle 16 de Agosto y concluyó en el espacio donde será levantada la obra, fue organizada por el Club Cupes y participaron personalidades del sector, así como estudiantes y profesionales.


La apertura de los trabajos se ha visto afectada tras el conflicto con la Dirección de Cultura, debido a que en el lugar fue derribada la casa del general restaurador Teodoro Gómez, declarada Patrimonio Nacional mediante el decreto No. 172-91.


La vivienda, junto al frondoso flamboyán, aparece en numerosas obras del maestro Yoryi Morel. Aunque el alcalde Gilberto Serulle se comprometió a restaurar la vivienda, las familias que también serían desalojadas esperan por un techo.


Américo Cabrera, presidente electo del Club Cupes, dijo que la comunidad lleva ya 46 años en espera de un espacio donde albergar a los deportistas. “Nos hemos comprometido a darle seguimiento para que sean alquiladas las casas a las familias y en esto no desmayaremos, ni permitiremos que sean sacadas de forma arbitraria”, apunta Cabrera.


El presidente del Club Cupes indicó que la comunidad carece de una biblioteca donde los niños puedan acudir a investigar, por lo que la casa patrimonial sería utilizada para esos fines. A la marcha se sumaron personalidades como  el deportista Juan Vila; el presidente del Club Sameji, Miguel Balaguer, así como comerciantes de la barriada, una de las más viejas de Santiago. También estuvieron funcionarios y empleados de la alcaldía.