santo domingo calleSANTO DOMINGO. Cualquier intento de división de la provincia Santo Domingo no sería más que un absurdo que sólo vendría a incrementar la burocracia y el Presupuesto General de la Nación, consideraron ayer expertos y representantes de la municipalidad, quienes, por el contrario, abogan por un fortalecimiento de las regiones del país.


Erick Dorrejo, arquitecto y urbanista, junto al ex director del Consejo Nacional de Reforma del Estado y ex diputado Tirso Mejía Ricart, en planteamientos por separado, coinciden en señalar que el proceso de dividir no es el camino ideal, ni lo más conveniente.


“Creo que el proceso de dividir no es lo recomendable, sino que a lo que debe abocarse nuestro país es un poco a concentrar la gestión administrativa del territorio, y el fraccionamiento del territorio en más municipios, de más provincias quizás lo que hace es contribuir un poco a caotizar, a complejizar el sistema, que ya viene degradándose en los últimos años”, enfatizó Dorrejo.


A su juicio, se debe definir un sistema de regiones únicas para el territorio, que permita a todos los actores trabajar en función de demarcaciones que son más amplias que un pequeño municipio o una sola provincia. De igual modo, sostiene que inmediatamente se produzca un fraccionamiento, se estaría agregando una mayor cantidad de empleomanía, conllevando un incremento en el Presupuesto General de la Nación.


“Se complicaría el asunto de la gestión y la creación de nuevos actores, de nuevos intermediarios, de nuevas personas figurando en lo que es este pastel, no permitiría devolverle a la población mejores servicios públicos, sino todo lo contrario, lo que estaría es cada cacique con su pedacito”, apuntó.


Mientras, Mejía Ricart tiene la teoría también de que deben fortalecerse las diez regiones del país, ya que ello contribuiría a una mejor organización territorial. “Eso puede aumentar la burocracia, tal vez alguien interesado en ser senador o gobernador puede estar impulsando eso, pero no tiene ningún sentido”, puntualizó. Cuestionó que el proyecto de Ley sea objeto de estudio por parte de la Comisión de Asuntos Municipales de la Cámara de Diputados, bajo el entendido de que se requiere de una descentralización, “cuando una provincia no implica descentralización, sino apenas desconcentración del Poder Ejecutivo”.


Sería extemporáneo


Mientras que el presidente de la Asociación Dominicana de Regidores (Asodore), Julián Roa, consideró que no es el momento de impulsar esa iniciativa, y recordó que la Comisión de Asuntos Municipales de la Cámara de Diputados se comprometió con técnicos y expertos en municipalidad a esperar la aprobación en el Congreso Nacional de la Ley de Ordenamiento Territorial, acogiendo lo que establece la Constitución. “Sería atomizar fundamentalmente el Presupuesto, crear nuevos puestos de trabajo, que no digo que no sean necesarios, pero no es el momento para eso ahora mismo. Eso es extemporáneo.


Habría primero que aprobar la Ley de Ordenamiento Territorial, después aprobar la Ley de Regiones Únicas de Planificación, y entonces pensar cómo debe quedar parcialmente dividida o administrativamente dividido el Estado dominicano”, analizó. Recordó que el proyecto de Ley de Ordenamiento territorial ha sido impulsado por la Dirección de Ordenamiento Territorial con fondos internacionales. “Son presiones políticas generalmente. Creación de nuevos empleos, de nuevos cargos públicos…”, recalcó.


En tanto que el presidente de la Federación Dominicana de Distritos Municipales (Fedodim), Pedro Richarson, criticó que se busque crear más provincias, porque el país no las necesita, y se incrementaría la burocracia. Sin embargo, sí abogó porque se creen más Distritos Municipales o municipios, y que previo a eso se apruebe primero la Ley de Ordenamiento Territorial.


Senadores, alcaldes y burocracia


De ser acogida la propuesta para dividir la provincia Santo Domingo, aumentaría la matrícula del Senado, de 32 a 34 senadores. Además con la creación de nuevos municipios, como serían Guaricanos, Sabana Perdida, La Victoria, en adición a los ya existentes Santo Domingo Oeste, Los Alcarrizos, Pedro Brand y ocho distritos municipales, se incrementaría la cantidad de Alcaldes y directores distritales, lo que conllevaría la erogación de mas recursos por parte del Estado. El proyecto de Ley plantea que esas nuevas autoridades sean electas en los comicios de 2016.