pobLa República Dominicana está entre los países en que la población más pobre recibe una menor proporción de los ingresos totales.


Así, el país cae en el extremo de la mayor inequidad social, junto a Honduras y Paraguay, según un nuevo estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).


Este detalle, contenido en el Panorama Social de América Latina 2013 de la Cepal, destaca que en el país el quintil más pobre, que está representado por el 20 por ciento de los hogares con menores ingresos, sólo recibe el 4 por ciento de los ingresos totales, mientras que en Uruguay recibe el 10 por ciento.


Destaca además que en cambio la población más rica percibe en promedio el 47% de los ingresos totales del país, situación que ocurre también en Honduras y Paraguay; otros países como Uruguay tiene un 35 % y Brasil un 55 %.


La Cepal resalta que la elevada desigualdad en la distribución de los ingresos es uno de los rasgos característicos de América Latina y esto ha sido recogido en numerosos estudios sobre la región.


Dice que la distribución del ingreso ha mostrado una tendencia a la mejora en los últimos diez años en la región.


Estos cambios han ocurrido de manera gradual y son apenas perceptibles en las variaciones año a año, pero son evidentes en una comparación de períodos más largos.


“Tomando como referencia la información en torno a 2002, las cifras más recientes indican que en ocho países la proporción del quintil más pobre en los ingresos totales se incrementó al menos 1 punto porcentual. A su vez, hay nueve países en que la participación relativa del quintil más rico se redujo 5 puntos porcentuales o más. La participación de este grupo sigue excediendo el 50% en seis países, pero en 2002 había once países con esa característica”, expresa el informe.


Pobreza


La Cepal además resalta que el número de dominicanos en situación de pobreza mantiene valores constante en el 2012 en comparación con el 2011. En el 2011 el 42,2% de la población era pobre y el 20,3% era indigente, mientras en el 2012 la cantidad de pobres representaba el 41,2% y de indigentes eran un 20,9%, para una reducción de la cantidad de pobres de apena un 1%.


Otros países que mantuvieron valores constantes fueron Costa Rica, El Salvador y Uruguay, en tanto en México la pobreza aumentó levemente de 36,3% a 37,1%.


Seis de los 11 países con información disponible en 2012 registraron disminuciones en sus niveles de pobreza respecto a 2011.