menoDos menores murieron ahogados ayer en el río Dulce, en La Romana, donde disfrutaban de un baño, informó la Policía Nacional.


Los cadáveres de Wally Concepción Tejeda, de 16 años, y Luis Enrique Santana, de 11, fueron sacados del agua a la 1:30 de la tarde por socorristas y agentes de la Policía. El médico legista certificó que las muertes fueron causadas por asfixia por sumersión.


Wally era hijo de Ciprián Concepción Cedano, de 67 años, y Luis Enrique de Pedro Enrique Santana Martínez, de 34, quienes confirmaron que sus vástagos estaban en el río. La Policía dijo que “asumió las investigaciones para precisar las circunstancias en las que se ahogaron”. Es la segunda vez en un mes que menores mueren ahogados.