accMOSCÚ.- Un avión de pasajeros se estrelló y se incendió ayer cuando intentaba aterrizar en el aeropuerto de la ciudad rusa de Kazán, lo que provocó la muerte de las 50 personas a bordo, dijeron autoridades.


El Boeing 737 de la compañía Tatarstan Airlines efectuaba un segundo intento de aterrizaje cuando tocó la superficie de la pista cerca de la torre de control, y la aeronave “quedó destruida y se incendió”, dijo Sergei Izvolky, portavoz de la agencia aeronáutica.


Una portavoz del Ministerio de Emergencias, Irina Rossius, dijo que no hubo sobrevivientes en el vuelo que partió de Moscú y en el que iban 44 pasajeros y seis miembros de la tripulación.


El ministerio difundió la lista de fallecidos, entre los cuales estaba Irek Minnikhanov, hijo del gobernador de Tartaristán, y Alexander Antonov, que dirigía la rama en Tartaristán del Servicio de Seguridad Federal, la principal agencia sucesora de la KGB de la era soviética.


Kazán, de 1.1 millones de habitantes y capital de la República de Tartaristán, se encuentra a 720 kilómetros al este de Moscú. La república es una de las regiones más ricas de Rusia debido a sus enormes yacimientos de petróleo. También es un importante centro manufacturero donde se fabrican camiones, helicópteros y aviones. Casi la mitad de quienes viven en la república son étnicamente tártaros, la mayoría de los cuales son musulmanes.