juncVarsovia, 2 oct (EFE).- La policía polaca anunció hoy que ha localizado al sacerdote polaco Wojciech Gil, sospechoso de haber abusado de menores en la República Dominicana y desaparecido desde que su caso se difundió el pasado mayo.



Gil, buscado por Interpol, es sospechoso de haber abusado de al menos tres adolescentes en la República Dominicana, donde estuvo al frente de la parroquia de Juncalito durante los últimos ocho años.


El portavoz de la policía polaca, Mariusz Sokolowski, explicó que Gil se había refugiado con sus padres en Modlica, un pueblo del sur de Polonia, y no ha sido detenido porque Interpol sólo quería conocer su paradero y por ahora no ha pedido su arresto.


“Se le ha informado de que debe comunicar cualquier cambio de residencia”, añadió Sokolowski.


El sacerdote se encontraba de vacaciones en su localidad natal, Modlica, cerca de Cracovia, cuando los medios dominicanos denunciaron los presuntos abusos sobre menores.


Gil nunca regresó de sus vacaciones y permanecía desde entonces con su familia, sin haber notificado ni a su orden religiosa ni a las autoridades su paradero.


Al caso de Gil se suma el de otro sacerdote polaco acusado de abusos en la República Dominicana, el arzobispo y ex nuncio apostólico en la isla Jozef Wesolowski.


La iglesia católica polaca pidió “perdón” recientemente, pero de forma genérica, a los menores víctimas de abusos sexuales en Polonia y la República Dominicana, y recordó que estos dos sacerdotes bajo sospecha son inocentes hasta que no se demuestre lo contrario.