Mary Lynne Leroux es una bebé de tan sólo diez meses de edad que a su corta edad se ha robado el corazón de toda la comunidad en Internet.


Ocurre que cada vez que escucha cantar My Heart Can”t Tell You No a su madre, la pequeña, que vive en Val Gagné, al norte de Ontario (Canadá), se emociona al punto de dejar correr lágrimas por sus mejillas.


Según informa el diario canadiense Canoe, la madre ha detectado que “las canciones felices la hacen reír y las tristes llorar, y especialmente este tema de Rod Stewart. Es como si entendiera la letra de la canción”.


Sin embargo, advirtió que pese a que decidió grabar la emotiva reacción de su hija, “nadie tiene de qué preocuparse ya que vigilamos mucho de no hacerla llorar por tonterías”.