nun


El padre Federico Lombardi, director de la Sala de prensa del Vaticano,  declaró hoy que  las medidas  tomadas por la Santa Sede con respecto al  ex nuncio de República Dominicana, Josef Wesolowski, no representan de ninguna manera la intención de evitar que asuma sus responsabilidades.


En una rueda de prensa, Lombardi explicó  que en el mes de agosto, la Secretaría de Estado declaró, mediante el Embajador de la República Dominicana ante la Santa Sede, la intención de colaborar con las autoridades dominicanas cuando ellas lo requieran.


Lombardi dijo que el cardenal López Rodríguez informó oportunamente, en el mes de julio (poco antes del viaje apostólico a Brasil del Papa) al Santo padre sobre la existencia de acusaciones en contra del entonces nuncio apostólico en la República Dominicana.


Explicó que, como consecuencia, la Secretaría de Estado intervino, a principios de agosto, y convocó al nuncio al Vaticano, además de destituirlo y poner en marcha una investigación en la Congregación para la Doctrina de la Fe.


Lombardi  confirmó que el ex nuncio apostólico en República Dominicana, monseñor Josef Wesolowski,  ha sido convocado al Vaticano después de que el arzobispo de Santo Domingo, el cardenal Nicolás López Rodríguez, hubiera informado al Papa Francisco sobre las acusaciones de pederastia en contra del diplomático vaticano.