7ae0ffb68fDesde el año 2007, el Gobierno ha beneficiado a los empresarios del transporte público con 3 millones 350 mil galones de diesel (gasoil), medida que causa una gran baja al fisco, pero que es “necesaria” como mecanismo para mantenerlos tranquilos y así evitar la paralización, aumento del precio del pasaje, entre otros mecanismos de chantaje.


La administración de Medina se vio “obligada” a echar para atrás su decisión de mantener ese subsidio hasta el 31 de diciembre del 2012, medida que formaba parte de una serie de disposiciones asumidas por el Consejo de Estado, a fin de disminuir el gasto público, y enfrentar el déficit fiscal que superaba los RD$ 90 mil millones.


Aparte de los conflictos de intereses entre ellos, por agenciarse el control de rutas, los sindicatos de choferes y/o empresarios del transporte público de pasajeros han modificado un tanto sus exigencias.