ro


ESET, compañía líder en detección de amenazas en la web y Frontech, distribuidor oficial de la marca en Colombia, comparten algunos consejos para realizar transacciones online de forma segura y no ser víctimas de los cibercriminales:


-Verificar que la dirección del sitio corresponda con la del sitio que se quiere utilizar, una letra de más, un número extraño, pueden indicar que es un sitio potencialmente peligroso.


Lo más indicado es escribir directamente la dirección y no seguir enlaces que lleguen por correo electrónico o que se encuentren en páginas poco confiables.


Hay que resaltar que, si de todas formas el usuario está infectado, por más que escriba la dirección URL tal cual es, puede ser redireccionado al sitio malicioso.


Internet es una gran base de información, si el usuario tiene alguna duda sobre la página que va a utilizar para hacer sus compras o pagos es recomendable buscar en foros sobre la reputación de los sitios donde estén las experiencias de otros usuarios.


Aunque pueda resultar tedioso, es mejor asegurarse en qué condiciones el sitio web presta el servicio, para esto es conveniente leer las políticas y normativas del sitio.



Muchas transacciones en línea son respaldadas con tarjetas de crédito o débito, es recomendable revisar el movimiento de las mismas una vez finalice la transacción para comprobar que todo ha ocurrido según lo esperado.



Cuando se acceda a sitios para hacer transacciones utilizar dispositivos de total confianza, nunca hacerlo desde dispositivos de uso público, ya que pueden tener software malicioso que capture la información personal.


Utilizar herramientas para detectar y bloquear amenazas; además todas las aplicaciones del dispositivo deben estar actualizadas, en este caso particular sistema operativo y navegadores web, para evitar que las vulnerabilidades de diseño no sean aprovechadas por algún código malicioso.


No escribir información personal indiscriminadamente, es necesario asegurarse en que sitios está dejando la información y si se cumple con las características de seguridad mencionadas.


Existen otras alternativas al uso directo de tarjetas de crédito o débito para hacer transacciones electrónicas. Muchas entidades financieras, ofrecen productos que se pueden utilizar como medios de pago y que mitigan la exposición del usuario. Algunos de estos productos son tarjetas virtuales, que están ligadas a una cuenta pero que manejan saldos limitados, y tarjetas prepago que se compran físicamente y se pueden utilizar para hacer algún tipo de transacción.