min


Obtener una concesión para explotar una zona con alto contenido mineral no es tan fácil como podría parecer, asegura Alexander Medina, director general de Minería. De hecho,  afirma  que no todo el que recibió un permiso para explorar se convierte en concesionario para explotar  yacimientos.


La Dirección General de Minería recibió hasta el 18 de julio pasado 62 solicitudes de concesión para explotación, todas de minerales no metálicos,  la mayoría de  canteras para extraer minerales utilizados como agregados en la fabricación de cemento y bloques, así como otros elementos de la industria de la construcción.


Proceso. “Después que se hace la exploración y la empresa minera determina que hay una mina, procede a interponer una solicitud de explotación. Otra vez debe demostrar quién es  en términos corporativos, la solvencia técnica, moral y económica”, señala el ingeniero químico.


Indica que Minería exige un estudio de factibilidad donde se precise qué tan conveniente económicamente es el proyecto minero que presenta la compañía.


“Aquí nos dicen que estudios van a hacer, de cuánto dinero disponen para invertir. Debe haber un estudio técnico que indique cómo van a minar las reservas que encontraron provocando el menor impacto ambiental, la cantidad de empleos que van a generar y los impuestos que pagarán fruto de la explotación”, detalló el director general de Minería.


De concederse el permiso para explotar un mineral, el concesionario tendrá autorización para trabajar durante 75 años en la extracción del mismo.


Requisitos. Existen dos tipos de solicitudes de concesiones para explotación de minerales, una para persona jurídica o compañía y otra para persona física.


En el caso de las compañías, que son con las que frecuentemente trabaja Minería, las mismas deben presentar una carta de solicitud de la concesión dirigida al director general de Minería, la cual debe contener una denominación del tipo de sustancia mineral a explotar, el nombre del proyecto y la extensión superficial solicitada en hectáreas mineras y el lugar donde se ubica.


La carta deberá estar debidamente firmada e inicialada en cada página por el solicitante. Si es una persona jurídica, la solicitud deberá estar debidamente sellada y firmada por el presidente o gerente de la empresa, según corresponda.


Presentar la descripción de los puntos de partida y de referencia según lo contenido en el artículo 143 de la Ley Minera, 146-71 y georeferenciadas con sus respectivas coordenadas.


Los solicitantes deberán llevar en  un original y cinco copias del plano a escala 1:20,000 de la solicitud de concesión de explotación, según el artículo 144 de la Ley de Minería, firmado por el presidente o gerente de la sociedad.


Mapa de ubicación a color a escala 1:50,000 según lo descrito en el acápite 2 del artículo citado.


Asimismo tendrá que presentar un programa de trabajo de las actividades exploratorias reales a desarrollarse durante el proceso de explotación de los tres años de la concesión, incluyendo todas las actividades de explotación, presupuesto que se corresponda con las actividades descritas y cronograma de trabajo a realizar y completar, entre otros aspectos.


Minerales buscados. Las empresas que solicitan concesiones para explotar buscan principalmente caliza, silice, arcilla, mármol, coralina, arena, rocas volcánicas, yeso, ámbar, larimar, feldespato, carbonato de calcio, basalto, titanífera, marga y puzolana.


La mayor concentración de caliza se encuentra en la región Este del país, mientras que la roca volcánica se encuentra en la región Norte principalmente.


Cómo otorgar concesiones. La Dirección General de Minería  recibe todas las solicitudes, las trabaja y tiene la interacción con el solicitante. Cuando ya está listo y satisfecho entonces manda el expediente al Ministerio de Industria y Comercio con una recomendación para el otorgamiento de esa concesión. En el caso de la concesión de exploración, con la sola firma del ministro se otorga.


“En el caso de las concesiones para explotación, con la recomendación de Minería más la recomendación del ministro se envía al Presidente y él la aprueba, con esa aprobación, el ministro y el director de minería firman el contrato de concesión y la empresa puede empezar a extraer el mineral”, dijo Medina.