ej



Tres efectivos del Ejército Nacional y un civil fueron enviados a prisión preventiva de tres meses como medida de coerción, tras ser acusados de extorsión por una hacendada en Imbert, Puerto Plata.


La medida del Tribunal de Atención Permanente de puerto Plata recae sobre los militares primer teniente Virgilio Díaz García y el sargento Sergio Cabrera Valdez, el raso Yovanny Santos Vásquez. En tanto el civil es Jonathan Antonio González Ortega.


Todos están acusados, de acuerdo a una nota del Ministerio Público, de intentar extorsionar con 80 mil pesos a la hacendada Felicita Amalia Francisco Marte, luego de penetrar a su propiedad.


La acusación señala que la mujer llegó a pagar 50 mil pesos del dinero que le pedían alegadamente los militares. Según informaron las autoridades, el oficial Díaz García y los otros dos militares, quienes pertenecen al Departamento de Inteligencia G-2 en la zona de Puerto Plata.



Pretendieron realizar un operativo en la finca propiedad de la señora Felicita Marte, situada en la carretera Imbert-Guananico, donde apresaron a Felipe de Jesús Toribio y José Fabián Toribio, que supuestamente cortaron unos troncos de madera preciosa en ese lugar, y para liberarlos presuntamente los militares le exigieron la suma de 80 mil pesos.


“Debido a la situación, la hacendada Francisco Marte le entregó la suma de 50 mil pesos en efectivo y acordó entregarle los 30 mil pesos restantes en la sucursal del Banreservas de Imbert, pero al llegar allí procedieron a llamar a la Policía Nacional, cuyos agentes arrestaron a los tres militares y a su acompañante civil”, señala una nota del Ministerio Público.


Indica que al momento del arresto a los imputados les fueron ocupados una pistola Taurus calibre 45 milímetros con nueve capsulas, una escopeta Caranday calibre 12 milímetros, una pistola Prieto Beretta calibre 380 milímetros con doce cápsulas y la jeepeta Mitsubishi Montero de color rojo, placa G 023927, donde se desplazaban para cometer sus fechorías.


También que al civil detenido le ocuparon la suma de 50 mil pesos en efectivo además de la motosierra que éstos incautaron a los dos empleados de la hacendada. La medida de coerción fue dictada por el juez del Tribunal de Atención Permanente, Rafael Osiris Reyes Vega.