JOVENES-EMBARAZADAS-300x206De acuerdo a los datos del hospital en el trimestre abril-junio recibieron 661 niñas embarazadas de 10 a 14 años, y 711 de 15 a 19 años, para un total de 1,372, jóvenes en estado de preñez.


Pero, mientras la sociedad civil y las autoridades muestran preocupación por el problema de salud que estos embarazos representan, las protagonistas cuentan despreocupadas múltiples historias sobre la forma en que fueron abusadas o se entregaron a sus novios.


Entre los relatos narrados por las adolecentes en los pasillos del Juan Pablo Pina están: la leyenda de una muchachita de 12 años, quien, según explicó, un día que se sentía amargada compró una botella de ron y se fue con un “tigre”, resultando preñada.


Otras dos acusaron a sus madres de la situación que padecían, porque las motivaban a buscarse un viejo con “cuartos” que las mantuvieran. “Con ese cuerpazo que tienes, debes buscarte un viejo”, les decían, condición que las condujo a su estado de gravidez.


“Las historias de estas niñas son muy preocupantes y la gente cree que ese es un problema fácil de resolver, pero eso no es así, porque esto es un drama que se ha convertido en un problema de Salud Pública”, comentó el doctor Eulogio Acosta Martínez, subdirector del Hospital Juan Pablo Pina, encargado de emergencias.