cara


Un niño británico de cuatro años de edad cuyo nombre es Elliot Prior se ha vuelto noticia a nivel mundial por la valentía que demostró ante los terroristas que atacaron un centro comercial en Kenia durante el pasado fin de semana.


Sin hacer reparo en el peligro al que se estaba exponiendo, el menor se paró frente a los terroristas con el fin de proteger a su madre, Amber, herida en una pierna, y a Amelie, su hermana de 6 años.


“Tú eres un hombre muy malo”, dijo el pequeño a uno de los asaltantes.


Increíblemente, a pesar de todo el horror que había ocasionado, éste se compadeció del niño y su familia. Le pidió perdón y le regaló unas barras de chocolate Mars. “No somos monstruos”, le dijo.


La familia británica había ido a comprar leche al supermercado, ubicado dentro del Nakumatt Westgate Shopping Centre, cuando se vio sorprendida por la balacera. Rápidamente, se escondieron detrás de un mostrador. Pero los terroristas los encontraron, comenzaron a dispararles e hirieron a Amber en la pierna. Horas más tarde, los dejaron escapar.


“Tuvieron mucha suerte. Los terroristas dijeron, en el supermercado, que si alguno de los chicos estaba vivo podrían irse. Amber se paró y dijo ‘sí'”, contó Alex Coutts, tío de Elliot. Hasta el momento, el saldo del atentado es de 62 muertos, 65 desaparecidos y 175 heridos.