ss


SANTO DOMINGO. Al 31 de agosto del presente año, el subsidio eléctrico se colocó en RD$32,278 millones (US$750 millones), lo que significa un 96% de los RD$33,280 millones que el Gobierno había presupuestado para transferencias corrientes al sector eléctrico.


Este monto del subsidio eléctrico, ofrecido por la dirección de comunicaciones de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), representa un 73% del total de los recursos que se transferirían al sector en el 2013, según el Presupuesto Nacional, que fijó la suma en RD$43,682 millones para este año.


Sin embargo, el director de regulación de la Superintendencia de Electricidad (SIE), José Ramón Acosta, explicó que el Gobierno ha pagado RD$17,818 millones a través del Fondo de Estabilización a la Tarifa Eléctrica (FETE), a fin de evitar que el costo de la tarifa suba para los consumidores.


“Eso es un subsidio que no va a las distribuidoras, sino a los consumidores, y es parte de los US$1,050 millones que están consignados en el Presupuesto Nacional para subsidiar el sector eléctrico”, afirmó Acosta.


Manifestó que esos recursos son los que han permitido que en lugar de que el consumidor pague un incremento en la electricidad, el Gobierno asuma las alzas que se generan mes tras mes en la tarifa eléctrica, y pague a las distribuidoras de electricidad el valor generado, cuando se aplica la indexación.


“Las distribuidoras, dada la situación de los altos niveles de pérdida, lo que cobran de los consumidores no les alcanza para pagar las facturas que emiten los generadores, y por esa razón lo que se consigna en el Presupuesto no es exclusivo para los consumidores, sino también para que las distribuidoras puedan cubrir otros gastos”, explica el funcionario de la SIE.


Proyecciones


El vicepresidente ejecutivo del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), Ernesto Selman, consideró que el subsidio eléctrico para este año sobrepasará la cantidad consignada en el Presupuesto, y llegará a US$1,250 millones.


Al hablar de la situación que enfrenta el sector, el economista señaló que la problemática energética en el país no se limita únicamente a que se paga caro y a que se otorga subsidio, sino que también los consumidores se ven en la necesidad de convertirse en autogeneradores de electricidad.


“Lo que hemos planteado es que hay que hacer una reforma estructural para que el Estado quede sólo como regulador del sistema eléctrico y no como participante directo”, dijo.