card


El cardenal Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez, arzobispo de Santo Domingo, expresó ayer que en la iglesia “todos estamos, más que nada, orando”, en alusión a los casos en los que recientemente el nuncio apostólico de Su Santidad en el país Jozef Wesolowski y otros sacerdotes han sido acusados de actos contra la moral y su papel sacerdotal en la iglesia.


Con voz apenada, López Rodríguez dijo que en estos momentos la iglesia está viviendo una situación muy triste, y que “estamos más que nada orando”.


“Realmente nos ha mortificado muchísimo ésto, así que esperamos que las cosas se calmen”, manifestó. Pero dijo esperar que los que hayan sido hallados culpables, “pues que sean sometidos a juicio”, manifestó con firmeza el Cardenal.