car


El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez confirmó anoche que fue él quien denunció ante el papa Francisco  al nuncio Josef wesolowski,  a quien se acusa  de pederastia en República Dominicana.


Pidió que se aplique todo el peso de la ley a los  sacerdotes   que son  investigados por  abusos contra menores.


“Yo recogí algunas informaciones y se las informé  directamente al papa Francisco.


Fui  solamente a eso, estuve en Roma tres días”, afirmó, tras expresar que “eso es un asunto muy grave, lo más grave que puede pasar en  la diplomacia de la Santa Sede”.


Dudó que Wesolowski sea  extraditado, porque el país  no tiene tratado de extradición con el Vaticano.


El cardenal López Rodríguez habló con periodistas tras un acto en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) donde se dejó instaurada la cátedra magistral en Humanidades con su nombre. Explicó que se enteró de las andanzas del  nuncio por informaciones confidenciales que le llegaron, pero “obviamente yo no tenía ninguna prueba de eso.


Vamos a esperar entonces todo el proceso y que dan las informaciones, que yo también quiero ver”. El nuncio, dijo,  será sometido a un proceso en el Tribunal  de la  Doctrina de la Fe  para Abuso Contra Menores, que es el que tiene  competencia para juzgarlo. “Él tiene  que responder ahí”. Aclaró que que no sabe dónde  está  Wesolowski.