visa


Justo cuando las licencias de manejo para los inmigrantes indocumentados estaban más cerca que nunca de lograrse, el esfuerzo legislativo se vino abajo en horas y murió por este año.


“No sólo fueron los sindicatos sino la división entre los grupos inmigrantes los que causaron que retirara mi proyecto de ley este año”, dijo Luis Alejo, el asambleísta demócrata de Salinas y autor de la AB60.


La medida pretendía dar licencias de conducir a más de dos millones de indocumentados que circulan en las carreteras de California.


Alejo dijo a La Opinión que espera trabajar con los grupos en los próximos meses para lograr un acuerdo. “Primero Dios la volveré a presentar los primeros meses del año que entra y la vamos a aprobar para que entre en vigor en el 2015”, sostuvo.


El súbito retiro del proyecto de ley de las licencias molestó muchísimo al ahora concejal de Los Ángeles Gil Cedillo, quien durante más de 15 años luchó por conseguirle este documento a inmigrantes sin papeles en California cuando fue miembro de la legislatura estatal.


“Una licencia retrasada, es una licencia negada. Y lo peor es que sin una licencia para manejar, les van a seguir quitando los carros a los inmigrantes, los van a seguir multando, y hasta deportando, obligándoles a separarse de sus familias”, dijo Cedillo, quien consideró que se perdió una gran oportunidad histórica.


Criticó que Alejo no se haya mantenido firme a las presiones. “Es mejor sacar una ley que no sea perfecta y luego mejorarla sobre la marcha. El próximo año, quien sabe que vaya a pasar y si se pueda sacar”, se lamentó.