caf


Reducir los altos costos de producción es el principal reto que enfrentan los productores nacionales para poder mantener su nivel de competencia en el mercado, ante la liberación arancelaria del 96% de los productos que entran al país desde Centroamérica y Estados Unidos a través del DR-Cafta.


Así lo refirió el  vicepresidente ejecutivo de la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (Amchamrd), William Malamud, apuntando que los costos de la energía eléctrica, de los combustibles y de los fertilizantes pueden afectar la competitividad; sin embargo indicó  que “aun tenemos tiempo para poner la casa en orden”.


Agregó que ya el país está compitiendo de manera exitosa a un nivel  en el mercado agrícola, pero para el reto que se avecina en el 2015 se debe evaluar qué se puede hacer para mejorar las prácticas productivas y bajar los costos.


De su lado, el vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional de la Empresa Privada, Rafael Paz, manifestó que siempre están preparados para competir y se tomarán las medidas correspondientes para asumir los compromisos que se derivan del DR-Cafta.


Apuntó que siempre habra retos y que hay que prepararse para eso  haciendo  las inversiones para lograr  una mano de obra de calidad.


“Creo que se están tomando medidas en las empresas para ser más competitivas cada día y que hay un cronograma claro en torno al DR-Cafta, y que competirán, algunas (empresas) tendrán dificultades, pero siempre se ajustarán”, enfatizó Paz.