tiru


El juez de instrucción especial de la Suprema Corte de Justicia, Frank Soto,  ratificó hoy el archivo definitivo de la querella presentada por Marcos Martínez Espaillat contra la vicepresidenta de la República Margarita Cedeño de Fernández, por  presuntos actos de corrupción administrativa.


El magistrado basó su fallo en el argumento de que el objetante carece de calidad para instrumentar dicha solicitud.Se recuerda que el archivo de dicho expediente había sido dispuesto por el ex incumbente del Departamento de Prevención de la Corrupción Administrativa (DPCA), Hotoniel Bonilla.



Mediante auto número 03116 de fecha 15 de agosto del año 2012, por considerar que los “hechos revelados no constituyen una infracción penal”, lo que fue objetado por Martínez Espaillat.


El magistrado Soto Sánchez declaró inamisible  la objeción de Martínez Espaillat, tras acoger las conclusiones incidentales planteadas por el Ministerio Público y de la defensa de Cedeño de Fernández, representada por  el abogado Luis Emilio Pereyra.Entre sus argumentos para declarar inadmisible la objeción al archivo del referido expediente, Soto Sánchez enarboló los articulos 279 al 283 del Código Procesal Penal.


Los mismos expresan  que una vez recibida la denuncia o realizadas las primeras investigaciones de oficio, el Ministerio Público abre de inmediato un registro sobre el hecho denunciado y puede disponer el archivo en virtud de cualquiera de las causales que prevé el artículo 281 de dicho texto legal., conociéndole la facultad de objetar el mismo tanto a la víctima como al querellante.En ese tenor, agrega “procede acoger el medio de inadmisión planteado por carecer el objetante de calidad para instrumentar dicha solicitud”.