gara


Unas 30 prostitutas acudieron el lunes en la noche al “garaje del sexo” de Zúrich, indicaron el martes los servicios sociales de la ciudad, que expresaron su satisfacción por este alentador comienzo.


“No esperábamos tanta gente en la primera noche. Es un comienzo prometedor”, dijo el portavoz de los servicios sociales de Zúrich, Thomas Meier, quien recalcó que el lugar ha llamado mucho la atención del público.


Además de las 30 trabajadoras del sexo que llegaron al “drive-in”, algunos clientes también hicieron su aparición, precisó.


“La prostitución es un negocio que necesita un cierto grado de confidencialidad”, dijo el portavoz de los servicios sociales, que explicó que habrá qe esperar varias semanas, incluso meses, para que estas nuevas instalaciones empiecen a funcionar al nivel deseado, sin que haya tantos curiosos.


Solo un puñado de prostitutas llegó al lugar a primera hora, intimidadas por los periodistas. Los nuevos locales, que pueden acoger hasta a 50 trabajadoras del sexo, abrirá todos los días entre las 19H00 y las 05H00.


Con este nuevo emplazamiento, las prostitutas de Zúrich pueden acudir a tres lugares: este “garaje del sexo” y otros dos locales en el centro de la ciudad. Debido a la apertura del “garaje del sexo”, las autoridades municipales prohibieron la prostitución en el barrio de Sihlquai.


Las autoridades esperan que las prostitutas que habitualmente acudían a Sihlquai, es decir un centenar de mujeres, ahora vayan al nuevo emplazamiento, ya que allí disfrutarán de una cierta protección gracias a la presencia de una asociación de ayuda.


No hay estadísticas globales sobre el número de prostitutas que hay en Zúrich, pero el año pasado, 1.200 nuevas trabajadoras del sexo, procedentes principalmente de los países del Este, se registraron en los servicios destinados a ello de la ciudad.


Los “sex box” son una especie de garajes que se parecen a estaciones de lavado para los coches. Únicamente los automovilistas, que deberán encontrarse solos en sus vehículos para pasar la verja, podrán entrar en el lugar.


Los “sex box” fueron aprobados en marzo de 2012 por un 52,6% de los votos en un referéndum local celebrado en Zúrich, la mayor ciudad de la Confederación Helvética y gran centro financiero. Las autoridades municipales harán un primer balance del funcionamiento de esta instalación en tres meses.