7d3ab599d4Dos agentes penitenciarios fueron tomados como rehenes por un grupo de internos del Centro de Corrección y Rehabilitación de Mao que se amotinaron la tarde de este miércoles, en protesta por los alegados malos tratos que dicen reciben de un encargado de seguridad de ese recinto.


Una comisión encabezada por el sub coordinador regional de los centros de Corrección y Rehabilitación, Marino Popotel Toribio, la fiscal de Valverde, Sonia Espejo, el comandante de la Dirección Noroeste de la Policía Nacional con sede en Mao y otras autoridades negociaron con los reclusos la libertad de los agentes.


Los presos acusan a un responsable de seguridad de apellido Tapia de someterlos, golpearlos y aplicarles todo tipo de castigos sin ninguna justificación.


Los reos pidieron como condición para negociar que se permitiera el acceso al patio de la cárcel de los representantes de los medios de comunicación para evitar malos tratos.


Los internos incendiaron colchones, sabanas y lanzaron consignas en contra de Tapia y pidieron a las autoridades su urgente traslado a otro recinto, por qué de lo contrario continuarán protestando.


Los reclusos amotinados piden, además, que se les trasladen a las cárceles de la Victoria y Najayo, alegando que sus familiares residen en provincias bien lejanas de Mao y que por sus limitaciones económicas no pueden visitarlos. Los presos tras llegar a un acuerdo con las autoridades fueron trasladados de inmediato, pero no se dijo a cuáles recintos.


El subcoordinador regional de los Centros de Corrección y Rehabilitación dijo que pedirán sanciones para los que protagonizaron el desorden en el recinto de Mao y declaró que son reincidentes en ese tipo de hechos.


En ese orden, significó que esos internos han organizado similares protestas en otros centros, porque cuando quieren se les trasladen se amotinan y que eso no debe seguir ocurriendo.