Las mortandad materna e infantil se redujo en lo que va de año un 7 y un 21 por ciento, respectivamente, en comparación con el 2012, según aseguró este miércoles el ministro de Salud Pública, Freddy Hidalgo Núñez.


Según el ministro esta disminución se debe, entre otras razones, a la implementación de “estrategias coherentes y al esfuerzo de diversas instituciones”.


Subrayó que en la actualidad desde el ministerio se estudia la identificación de los principales factores que conducen a la mortandad materno-infantil.


Entre ellos destacan la hipertensión, las complicaciones derivadas de los abortos o la escasez de equipos médicos modernos.


“Estamos trabajando para alcanzar la meta de 50 muertes por cada 100.000 partos y la tasa de mortandad infantil en 15 por cada 100.000 nacidos vivos”, informó.


A su vez, indicó que dichas cifras no se logran “sólo con buenas intenciones” y que hay que “cambiar de actitud para cambiar el sistema de salud en el país”. Hidalgo hizo estas declaraciones en el acto de certificación del Hospital Regional Antonio Musa, de San Pedro de Macorís, como “Amigo de la Niñez y de las Madres”.


Por su parte, la representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la española María Jesús Conde, señaló que el ejemplo del hospital Antonio Musa, pone de relieve que mejorando la calidad en el control prenatal, la atención del parto y el cuidado del recién nacido, es alcanzable reducir la mortandad materno-infantil.


El citado centro clínico es el cuarto centro de salud en ser certificado como “Amigo de la Niñez y las Madres” en la República Dominicana.