confl


Aunque solo el pasado fin de semana mataron a unas 24 personas, la mayoría en actos delictivos, el jefe de la Policía lo atribuye a “conflictos sociales”.


De esta forma, el mayor general  Manuel Castro Castillo, intenta minimizar el auge de la delincuencia en el país, insinuando que esas muertes escapan a la misión que la Constitución y su ley orgánica le atribuyen a la Policía Nacional.


“En los últimos días sucedieron algunas muertes violentas, pero la gran mayoría de ellas fueron muertes generadas por conflictos sociales”, asegura Castro Castillo. Dijo que estos crímenes fueron por riñas o problemas originadas entre ciudadanos.


Dentro de las muertes ocurridas recientemente y que la Policía atribuye a “conflictos sociales”, figura la de la señora Rosa María Pérez, de 37 años.A esta mujer residente en Santiago, desconocidos le dieron un tiro en el cuello y luego la despojaron de sus pertenencias. Pérez dejó huérfanos a dos niños.


Los hechos criminales y vandálicos que el jefe policial llama “conflictos sociales” se llevaron de paso a uno de los suyos en el municipio de Jarabacoa. En este pueblo, al final de la semana pasada, mataron a tiros al teniente Nelly Antonio Olivares Reyes. Su muerte fue provocada por varios desconocidos que también hirieron de bala al mayor Pedro Antonio Oviedo, también de la Policía.


“Nosotros hemos expresado, que hay una cosa que se llama delincuencia y otra cosa violencia. Hemos observado y estamos tomando medidas, de que hay una gran cantidad de muertes violentas generada por la misma sociedad”, insistió el mayor policial.Atribuye estas muertes trágicas a la gran cantidad de armas de fuego que tiene la gente en la calle, y volvió a culpar a la débil actuación del sistema de justicia.


“Hay una persona que nosotros apresamos el pasado día 28. Lo sometimos a la acción de la justicia con un arma de fuego, y esa misma persona, en libertad, produjo una balacera en un centro de bebidas alcohólicas y provocó dos muertes y heridos”, lamentó.


Encuentro con Cineas


Castro Castillo recibió la visita del embajador de Haití, Fritz Cineas, con quien trató distintos temas de interés en la lucha conjunta contra la criminalidad.


Ambos funcionarios  acordaron fijar una fecha para un encuentro oficial con las autoridades policiales haitianas en la zona fronteriza.Durante el encuentro, el jefe policial escuchó algunos planteamientos de Cineas relativo a la situación de sus compatriotas en República Dominicana, así como la de dominicanos en Haití.“Hemos tratado temas relacionados con la prevención, persecución de delitos y del crimen organizado en la línea fronteriza”, dijo Castro.