merc


El mercado binacional que se celebra los lunes y viernes en Dajabón fracasó hoy, debido a una protesta que mantienen los haitianos en la localidad de Juana Méndez (Haití).


En represalia porque el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (CESFRONT) y Migración, impidieron el sábado en la tarde el ingreso al país de 400 haitianos indocumentados que trabajan en esa zona y otras localidades vecinas.


Los haitianos, entre ellos muchas mujeres embarazadas, trabajan en labores domésticas y agrícolas, en la construcción y otras áreas de la economía.


Las autoridades de Migración aducen que el Cesfront decidió impedir el paso de los ilegales porque el portón fronterizo estaba cerrado.


No obstante, los defensores de los haitianos en la frontera dijeron que en otras ocasiones los trabajadores han encontrado la puerta cerrada y que han ingresado al país por el río, pero que esta vez el Cesfront se los impidió.


Los hombres amanecieron a la intemperie en el portón fronterizo, mientras las mujeres, la mayoría embarazadas fueron auxiliadas por los padres jesuitas que las llevaron a dormir en el salón parroquial de Dajabón.


Freddy Morillo, presidente de la Asociación de Comerciantes Unidos de Dajabón, recordó que hace poco el director de Migración, José Ricardo Taveras, se reunió con distintos sectores de la provincia y que prometió dotar de carnets en un plazo de dos meses a los haitianos y haitianas que cruzan a territorio dominicano para trabajar en diferentes oficios.


Morillo dijo que las autoridades se adelantaron y tomaron una medida que entiende arbitraria, porque hasta que no se cumpla el plazo de los dos meses, a esos haitianos no se les puede molestar, porque ya hay un ofrecimiento.


Asimismo, criticó que las autoridades toman medidas sin consultar a los diferentes sectores de la provincia y sin tomar en cuenta los efectos negativos que ello acarrea a la economía de la provincia.


El comerciante manifestó que la suspensión otra vez del mercado ha provocado pérdidas económicas millonarias a los comerciantes de ambos países.


En tanto que la gobernadora Fiordaliza Caridad Ceballo se presentó hoy al mercado y dijo que simplemente hizo un recorrido para observar la situación y dar un compás de espera,  a ver si los haitianos deciden entrar al área a intercambiar negocio con los dominicanos.


Sin embargo, la representante del Poder Ejecutivo no aseguró que haya una disposición de las autoridades dominicanas de reunirse con sus pares haitianas a los fines de buscar una solución al nuevo impase.


El presidente de la Asociación de Comerciantes Detallistas de Dajabón, Abigail Bueno, dijo que se comunicó con sus colegas de Haití y que les dijeron que su posición es firme de no entrar hoy al mercado, como protesta a una medida de las autoridades dominicanas que impidieron la entrada al país de 400 de sus compatriotas que carecen de documentos para pernoctar el territorio dominicano.