malt


El 67.4 por ciento de los hogares dominicanos utiliza el castigo físico o sicológico como método para disciplinar a sus hijos, en una conducta de la que no escapan los niños con discapacidad, que en muchos casos son víctimas de abusos y maltratos por parte de familiares.


Las desalentadoras cifras están contenidas en el “Análisis de la Situación de la Infancia y la Adolescencia en la República Dominicana 2012”, presentado ayer en el Palacio Nacional, que también revela que el 56% de la población en trabajo infantil realiza actividades peligrosas.


El análisis explica que la violencia contra la niñez está presente tanto en los hogares como en las instituciones y espacios públicos. Explica que en el año 2009 el  Consejo de Derechos Humanos  recomendó al Estado “prohibir el castigo corporal de los niños en todos los contextos”.


Sin embargo, señala que este tipo de abuso aun no está explícitamente prohibido en la ley. En relación al maltrato en niños ‘con capacidades diferentes’, señala que estudios realizados en otros países han constatado que la incidencia de maltrato y abuso sexual es superior a la de los demás niños. Expresa que eso se debe a que están más aislados y suelen tener mayores dificultades para comunicarse.


De ese segmento poblacional también señala que son víctimas de diferentes formas de  discriminación que impiden el ejercicio pleno de sus derechos.