def


La Defensoría del Pueblo no ha comenzado a funcionar a toda capacidad, debido a que ha enfrentado dificultades para conseguir un local donde laborar sin obstáculos.


La Defensora del Pueblo, Zoila Violeta Martínez Guante, dijo que uno de los  principales escollos para alquilar el inmueble es que los propietarios están renuentes a rentarlos, porque no conocen la institución, por ser nueva.


Otra dificultad que ha encontrado es que el alquiler de los inmuebles evaluados y que reúnen las condiciones para el funcionamiento de la entidad son muy caros y ademas los propietarios no quieren negociar con el Estado.



La Defensora del Pueblo solicitó  al secretario Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, que la auxilie para  encontrar un inmueble.


La petición fue hecha mediante una carta que le remitió el pasado 15 de julio. Martínez Guante expone al funcionario que ha caminado palmo a palmo muchos sectores de la capital, sin lograr la meta, ya que debe ser un local amplio y de fácil acceso a la población, en especial para  los que no tienen vehículo ni recursos.


En la comunicación, Martínez Guante precisó que algunos de los dueños de los inmuebles piden el pago de los alquileres en dólares, con seis meses por adelantado, con precios que oscilan de seis mil a 18 mil dólares mensuales.La Defensora del Pueblo le planteó al funcionario que la entidad comparta el edificio del Instituto Nacional del Azúcar (Inazucar), donde entiende pueden funcionar ambas instituciones.


También le sugirió al Ministerio Administrativo de la Presidencia llegar a un acuerdo con el propietario de un inmueble en la avenida Bolívar, donde estaba una oficina de Impuestos Internos.



“Si fuese rentado igual le agradeceré que las negociaciones sean realizadas a través de su Ministerio, de ser así me quitaría un peso de encima, ya que la suscrita quiere evitar involucrarse en transacciones económicas, así como la incomodidad de laborar en mi casa y en un espacio facilitado gentilmente por el encargado de la Biblioteca Nacional”, señaló Martínez Guante en la carta dirigida al ministro administrativo de la Presidencia.La Defensora del Pueblo continúa laborando desde su casa, para garantizar la protección de los derechos a los ciudadanos.