El sacerdote católico Juan Manuel Mota de Jesús, mejor conocido como Padre Johnny, acusado de violar a niñas adolescentes de Constanza, habría aprovechado la confianza que le otorgó una familia con una hija que estaba convaleciente de una enfermedad crónica para seducirla y tener relaciones sexuales.


El testimonio forma parte de varios obtenidos por la periodista Nereyda Féliz, y que forman parte de las pruebas recogidas por las organizaciones que públicamente han denunciado al Padre Johnny como violador sexual.


La jovencita fue invitada junto a su hermana menor para supuestamente visitar a la madre del sacerdote, que vive en Cotuí, pero luego las llevó hasta Santiago de los Caballeros, y desde allí a un resort, sin que las muchachas ni sus padres fueran informados del cambio de destino.


El cura lo justificó, argumentando que era un “regalo” que quería darle a una de las jóvenes por su cumpleaños. Durante la estad en el resort ocurrió uno de los casos de violación sexual que ahora se denuncia.


A continuación, varios testimonios y luego un breve panorama de la situación que se vive en Constanza luego de hacerse público el caso del Padre Johnny (Juan Manuel Mota de Jesús), que además de cura es cantante, que ha grabado varias canciones. En todos los caso se han omitido los nombres de las menores, por razones legales.