canda



Un riguroso plan para recuperar los espacios públicos en la jurisdicción de la provincia Santo Domingo y el Distrito Nacional, anarquizados durante décadas por infracciones de conductores del transporte público y vehículos privados, está en marcha con la ejecución de un sistema de “candados” que es insertado en la estructura de las unidades, neutralizando así su movilidad en las vías públicas.


La Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) y el Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) encauzan esta iniciativa como seguimiento a un acuerdo firmado en 2004 para limpiar las avenidas y calles de la capital y la provincia Santo Domingo de todos los obstáculos que obstruyen la movilidad de los ciudadanos y el orden en la circulación de vehículos.


Para lograrlo, la AMET insertará una especie de “candados” en la estructura metálica de los vehículos cuyos conductores cometan infracciones de tránsito, tales como estacionamiento sobre aceras, obstrucción de marquesinas de viviendas, violación de luz roja de semáforos, circulación a través de calles de una vía, doble estacionamiento, recogida y toma de pasajeros en medio de las vías, y otras.


AMET realiza su trabajo en conjunto con las alcaldías correspondientes. Después de neutralizados los vehículos, la AMET usará los servicios de grúa y los trasladará hasta estacionamientos ubicados debajo del elevado en la confluencia de las avenidas Luperón e Independencia, en la Independencia con Máximo Gómez, en el sector Villa Juana, y el Canódromo El Coco, en la intersección de las avenidas Monumental con República de Colombia.


Hay un intenso trabajo en marcha para recuperar los espacios públicos ocupados  por conductores en Villa Juana, Villa Francisca y Villas Agrícolas. Para recuperar sus unidades, los dueños de vehículos retenidos tienen que pagar sus multas en las instancias correspondientes.