romo


Durante el fin de semana la Policía realizó varios operativos, en coordinación con el ministerio público, en distintos barrios del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, en los que fueron arrestadas 144 personas, entre ellas 20 menores de edad, en negocios de expendio de bebidas alcohólicas, y se ocuparon 17 armas de fuego, con un decomiso importante de más de 57 jucas.


Estos operativos concluyeron ayer en el barrio de Villa Juana, donde al tiempo que fueron incautadas las denominadas jucas, se decomisaron armas blancas, con lo que se respondió a las quejas de moradores de la zona, que alegaron que no encuentran paz, ni espacio, debido a la ocupación de aceras, calles y la obstrucción e improvisación de parqueos. En las intervenciones resultaron cerrados 14 centros de diversión en  cuyo interior fueron encontrados menores ingiriendo bebidas alcohólicas.


Los menores fueron entregados posteriormente a sus respectivos padres o tutores. La Policía explicó que estos operativos fueron realizados por  miembros de la Dirección Nacional de Seguridad Preventiva, y  abarcaron discotecas y colmadones  ubicados en sectores del Distrito Nacional y los municipios Santo Domingo Este, Santo Domingo Norte y Santo Domingo Oeste.


También, en la ciudad de Santiago, en cuyos establecimientos de expendio de alcohol fueron capturados ocho supuestos delincuentes que se encontraban prófugos de la justicia  y se ocupó un arma de fuego.


Los detenidos fueron depurados en los departamentos investigativos correspondientes, donde los que tenían asuntos pendientes fueron entregados al Ministerio Público y quienes no tenían cuentas pendientes con las autoridades, fueron debidamente despachados.


ACCIONES PUNTUALES CONTRA EL CAOS


En Villa Juana, la Policía realizó un operativo, encabezado por el coronel Rafael Herrera Valenzuela. La acción, según informó el oficial fue una respuesta a las denuncias de ciudadanos de que no pueden ni siquiera transitar libremente por las calles, porque los accesos y parqueos son obstruidos.


En los negocios se hicieron las incautaciones de jucas (hookas), instrumentos para inhalar humo. El editorial del LISTÍN del sábado pasado se queja de que desde el 2010 fue diseñado un proyecto de ley para regular la instalación de venta de bebidas alcohólicas, que implicaba evitar que los menores compraran o bebieran esas bebidas y que los espacios públicos fueran utilizados por esos negocios