cuc


La idea de “desarmar a la población civil” llegó ayer al capitalino sector de Cristo Rey. Se trata de una iniciativa de la fundación Vargas Almonte, que llevó cuadernos escolares hasta allí para cambiárselos a los lugareños por armas blancas.


“Traiga su cuchillo, machete, saca hígado. Venga a cambiarlo por útiles escolares”, anunciaba por sus altavoces improvisados un camión que promocionaba la actividad.


Y justo así fue, los lugareños salieron con sus objetos punzantes, la mayoría machetes oxidados en desuso en búsqueda de lo prometido.La iniciativa corresponde a Orlando Vargas, presidente de la fundación, quien aseguró ser un medico oriundo de Cristo Rey, no perteneciente a ninguna organización política, con la idea de llevar educación y salud a la comunidad que “le hizo crecer alejado de delincuencia y vicios”.


La actividad se realizó en la calle 42 esquina 43 del sector, y fue caracterizada por los chistes y relajos de una comunidad que vio en esa una oportunidad para ahorrarse unos pesos en la compra de útiles escolares para sus hijos, sobrinos y nietos.


“Cuando nos presentaron la idea la acogimos de inmediato por el mensaje que le lleva a la población. Aunque Cristo Rey ha cambiado, los niveles de delincuencia han bajado mucho, pero estas son las cosas que se agradecen”, aseguró Alexander González, presidente de la unión de junta de vecinos El Caliche, Cristo Rey.