bfEl ex banquero Ramón Báez Figueroa, expresidente del desaparecido Banco Intercontinental (Baninter),  podría recobrar su libertad mañana si el juez de Ejecución de la Pena de San Cristóbal lo favorece con su decisión.


El juez Willy de Jesús Núñez  se reservó su decisión para este jueves 15 de agosto, en la audiencia de la solicitud de libertad condicional. El magistrado no  tiene obstáculo para favorecer con la libertad condicional ya que el Ministerio Público ni la parte civil se opusieron a la solicitud.


Participación Ciudadana es la única institución que se ha opuesto públicamente a esa libertad condicional.En la audiencia de libertad condicional el procurador de la Corte de Apelación de San Cristóbal, Jesús Fernández Vélez, por instrucciones del procurador general de la República.


Francisco Domínguez Brito, no se puso  a la libertad del ex banquero y la condicionó a que no salga del país sin permiso de un juez, que no acuda a actos públicos y ni visite bares y restaurantes y que se presente los últimos viernes de cada mes a firmar el libro de  condicionales a la oficina  correspondiente.


El abogado del ex banquero, Santiago Rodríguez, avaló la solicitud de libertad condicional en su comportamiento dentro del recinto penitenciario; su buena condición física y emocional, así como su decisión de resarcir a las víctimas, como condición fundamental para  obtener  su libertad.Como garante del prevenido figura  su padre, Ramón Báez Romano.


Fernández Vélez planteó que Baéz Figueroa debe agotar  un proceso de impartición de charlas relativas al delito que él cometió como forma de arrepentimiento y de ayudar a la juventud a no incurrir en esas acciones y tener una residencia fija con limitaciones en sus salidas.


En lo referente al Banco Central, los abogados representantes de dicha institución, José Lorenzo Fermín y Carlos Salcedo, precisaron en estrado que el imputado ha cumplido con todos los requisitos que se derivan de la liquidación del Banco Intercontinental y ha firmado acuerdos que permiten a la institución llevar a cabo la liquidación sin mayores inconveniente,  tampoco presentaron oposición a su libertad.


Báez Figueroa fue condenado a 10 años de prisión el 22 de octubre del año 2007, por  el Primer Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, y a una multa de 2 millones 500 mil pesos al Estado.