dona


PEKÍN.- Una mujer de etnia uigur, Alimihan Seyiti, residente en el noroeste de China, afirma tener 127 años, lo que de ser confirmado por autoridades y responsables del Libro Guinness de los Records podría convertirla en la persona más longeva de la historia, informó hoy el diario “South China Morning Post”.



Seyiti, que vive en un pueblo próximo a la ciudad de Kashgar, cerca de la frontera china con los países del Asia Central, dice haber nacido el 25 de junio de 1886, cuando en China todavía gobernaba la dinastía Qing.


La mujer goza de buena salud, y contó en una entrevista que sus mayores placeres son cantar y jugar con los niños; también destacó que tiene el hábito de beber agua fría todo el año (algo raro en China, donde la cultura oriental la ve nociva para la salud).


La edad de Seyiti deberá ser confirmada por la Asociación Gerontológica de China, que ha enviado un equipo a Kashgar para estudiar su caso y el de otros centenarios locales, mientras que un portavoz del Libro Guinness consultado por el diario señaló que espera información de las autoridades chinas para estudiar el caso.


La región de Xinjiang, donde se encuentra Kashgar (una zona de grandes desiertos y habitada por pueblos musulmanes como el uigur) tiene fama en el país asiático de ser un lugar donde se puede llegar a tener una muy larga vida.


Anteriores censos nacionales señalaron que allí vivía el 20 por ciento de los centenarios chinos, cuando en la región sólo habita el 1,3 por cien de la población nacional.


En todo caso, está por ver si el Guinness lo acaba homologando, ya que en muchas ocasiones, debido a dudas en los registros de nacimientos de la China imperial (o a la ausencia de éstos), los casos de chinos muy longevos no han llegado a entrar en el conocido libro de los récords.


Por ahora, la persona más vieja de la historia confirmada por el Guinness es la francesa Jeanne Calment, quien murió el 4 de agosto de 1997 a la edad de 122 años y 164 días.


En cuanto a la persona de mayor edad que aún vive en la actualidad, se trata de la japonesa Misao Okawa, nacida el 5 de marzo de 1898 y que por tanto supera los 115 años.En la actualidad, y a la espera de verificar el caso de la centenaria uigur, sólo hay en el mundo actual ocho personas que hayan vivido en el siglo XIX.