vm


Decenas de mujeres, con latas y cubetas en manos, salieron a las calles nuevamente a protestar en San Felipe, Villa Mella, por la falta de agua potable y, aunque los agentes polciales han intentado dispersarlas con bombas lacrimógenas, las féminas se mantienen renuente a desistir de las manifestaciones.


Las también amas de casas dicen que no aguantan comprar camiones de agua por encima de los RD$500 pesos por períodos tan largos como el que ahora les afecta, que se extiende a casi un mes sin recibir el servicio.


Las mujeres tienen paralizado el tránsito desde tempranas horas de la mañana en la avenida principal, que comunica Monte Plata con Santo Domingo, y hacia las calles conexas a esa importante vía.


Entre las afectadas, Belkis Figueroa, Angela Acevedo, Eveline García, Eudocea Reyes y Luz María Gil, dicen que las autoridades de la CAASD no le dejan otra alternativa que no sea protestar para presionar a una rápida solución a la escasez de agua potable.


Ayer, la Corporación de Acueducto de Agua Potable (CAASD) dijo que en los próximos días brigadas de esa institución comenzará la perforación de tres nuevos pozos para aumentar el número a ocho y conjurar la crisis del líquido que se ha presentado en esta zona.


Dijo que la crisis de agua se debe a que tres, de los cinco pozos que hay en ese sector y que abastecen de agua potable a los diferentes barrios de San Felipe, Villa Mella, están fuera de servicios.