enc


El presidente de la Asociación de Constructores y Promotores de Vivienda (Acoprovi), Fermín Acosta, solicitó ayer al Banco Central que autorice que los recursos  liberados del encaje legal  les sean prestados a los promotores de viviendas, a fin de agilizar el proceso y que estas salgan menos costosas.


Hasta el 31 de julio pasado, según el Banco Central, se habían desembolsado del encaje legal RD$1,524 millones  de un total  RD$6,097 millones para el sector vivienda; 956 familias han sido beneficiadas.


“Al pagar menos intereses, las viviendas salen menos costosas y cuando esas viviendas estén listas para su  entrega, esa deuda se transfiere al adquiriente al 9% a seis años, tal como dispusieron las autoridades monetarias”, señaló.


Acosta dijo que si el Banco Central cambia el mecanismo para desembolsar los recursos para el sector, los RD$4,563 millones pendientes serían canalizados para el sector en unos dos meses.


Fue el pasado 8 de mayo cuando el Banco Central informó que la Junta Monetaria liberó RD$20,188.9 millones  del encaje legal  para dinamizar la economía con recursos para los sectores  construcción, comercio, pequeñas y  medianas empresas, manufactura y agropecuaria, a una tasa de interés de un 9% y a un plazo de hasta seis años.


Acosta dijo que Acoprovi   planteó la propuesta la semana pasada al Banco Central y todavía no ha recibido respuesta, pero está confiado en que el organismo la aceptará. Cree que esa propuesta podría ser aprobada por el Banco Central sin que tenga que pasar por la Junta Monetaria.


Señaló que a través de los recursos del encaje legal a los promotores de viviendas habría una colocación inmediata de los RD$4,563 millones. Recordó que las autoridades   monetarias persiguen que la gente tenga viviendas más económicas y que la economía camine por mejor sendero.


Expresó que el monto de  RD$6,087  millones del encaje legal no es una suma extraordinaria, en virtud de la demanda de viviendas en la República Dominicana, pero resulta de gran importancia para el sector, el cual tiene su gran impacto en el crecimiento económico y en la generación de empleos.


Recordó que unas 86,000 familias están buscando viviendas en el gran Santo Domingo y Santiago, de acuerdo con el estudio que realizó Acoprovi,  divulgado recientemente.


El presidente de Acoprovi dijo que la mayoría de los recursos del encaje legal se ha  destinado al financiamiento de la compra de  viviendas. “Cuando se generaron esos recursos no había tantas viviendas disponibles y estaban en proceso de construcción”, señaló. Expresó que la entrega de una vivienda es un proceso lento, ya que la aprobación del crédito hipotecario  es también lento.


El presidente de Acoprovi dijo que las autoridades monetarias no han  cambiado el reglamento de  colocación original de los recursos, por lo cual los desembolsos no han fluido con mayor celeridad.