matMIAMI (AP) — Un hombre de Michigan fue sentenciado el miércoles a 165 años de prisión por viajar de Florida a Haiti numerosas veces para abusar sexualmente de decenas de niños que vivían en un albergue para niños pobres que dirigía.


Un jurado declaró culpable en febrero a Matthew Andrew Carter, de 68 años, de cinco cargos por viajar desde Estados Unidos para tener sexo con menores de edad, junto con un cargo por intentar realizar turismo sexual con menores.


En el segundo día de las audiencias de sentencia de Carter, la juez Joan Lenard impuso la máxima sentencia que pedían los fiscales, 15 años por su primer cargo y 30 años por restantes.


Carter, quien también usaba los nombres “William Charles Harcourt” y “Bill Carter”, dirigió el Centro Morning Star en Haití, primero en Croix-des-Bouquets y después en la capital, Puerto Príncipe, de 1995 hasta su arresto en el Aeropuerto Internacional de Miami en 2011.


Los fiscales decían que buscaba como víctimas a niños pobres y vulnerables.Los ex residentes de Morning Star testificaron durante el juicio y durante la sentencia que los obligaba a participar de actos sexuales cuando eran niños a cambio de comida, ropa, juguetes, albergue y dinero para estudiar.


Las acciones de Carter manchan la reputación estadounidense de generosidad y ayuda, dijo Lenard. “A las víctimas de estos crímenes les digo como estadounidense, Estados Unidos les ofrece una disculpa, Estados Unidos no se trata de eso”, dijo Lenard.


Miles de niños de Haití viven en orfanatos o casas albergue como el Centro Morning Star, incluso aunque alguno de sus padres esté vivo.Carter declaró durante el juicio que la policía nacional haitiana investigó múltiples denuncias de abuso sexual en el centro en la última década pero que las autoridades no lo habían acusado de ningún cargo ni habían decidido cerrar el centro sino hasta su arresto en Estados Unidos.


Carter, originario de Brighton, Michigan, cuestionó la falta de evidencias físicas presentadas durante su juicio y también la credibilidad de decenas de víctimas que testificaron en su contra y escribieron cartas a la juez para que fuera sentenciado.La fiscal Maria Medetis dijo que aunque las víctimas que declararon durante el juicio eran de sexo masculino, Carter también abusó de niñas. En total las autoridades estadounidenses identificaron a 52 víctimas que sufrieron abusos sexuales a manos de Carter.


Una mujer que vivió en la casa de Carter dijo en una carta que leyó la fiscal Bonnie Kane que Carter la enviaba a su casa los fines de semana, aumentando el tormento de abuso físico que soportaba para tener comida y educación.”Sabía que era un infierno para mí porque no teníamos comida”, escribió.


“Sabía lo que tenía que hacer para ir a la escuela”. Cuatro hombres jóvenes que vivieron en el centro dijeron durante la audiencia del miércoles que recurrieron a Carter cuando no tenían otro lugar a dónde ir, y que a pesar de que tuvieron comida, ropa y educación, siguen sufriendo mentalmente por sus abusos.Uno volteó a ver a Carter para decirle en inglés: “No te odio, hiciste algunas cosas buenas por mí, pero creo que la sociedad no necesita a alguien como tú, creo que deben encerrarte por lo que hiciste”.


The Associated Press no identifica a las víctimas de abuso sexual. Los abogados de Carter, designados de oficio por la corte, rechazaron hacer declaraciones. Carter tiene 14 días para presentar una apelación.