El Vaticano pidió un informe sobre un controvertido sacerdote mexicano apodado “Padre Gofo”, conocido por su apariencia rockera y por versiones de que consume alcohol e incumple el celibato, informó este jueves su Diócesis.


La Congregación para el Clero de la Curia Romana “ha solicitado a Monseñor Fray Raúl Vera, obispo de Saltillo, que envíe un informe respecto a la situación del sacerdote” Adolfo Huerta Alemán, que fue “enviado inmediatamente al Vaticano”, señaló la Diócesis de Saltillo (norte de México) en un comunicado divulgado este jueves aunque fechado el martes.


Ante la publicación de notas periodísticas sobre comportamientos irregulares de Huerta, la Congregación “tiene particular interés en lo referente a los temas de doctrina y disciplina”, señaló el texto.